Blogs

Juan Sanchis

La película de la semana

Directores narcisistas: La megalomanía de James Cameron

Cameron y Di Caprio en el rodaje de 'Titanic'./ Cameron y Di Caprio en el rodaje de 'Titanic'.

 “Nunca pensé en lo que hacía en términos de arte, o esto es grande o estremecedor, o cosas por el estilo. Para mí siempre fue un trabajo, que yo disfruté enormemente, y eso es todo”. John Ford

 

 

cameron-dicrapio

Cameron y Di Caprio en el rodaje de 'Titanic'.

James Cameron es un buen director, solvente.  Probablemente actualmente sea uno de los mejores rodando escenas de acción. Pero creo que es uno de los más sobrevalorados. Empezó su carrera con ‘Terminator‘, rodada con un presupuesto ínfimo y una de las obras maestras de la ciencia ficción. Con ella pasó a ser pionero en una temática plenamente vigente: la relación del hombre con  las máquinas. Es considerado como uno de los directores que junto a Ridley Scott, George Lucas o el propio Spielberg, entre otros, contribuyó a cambiar el concepto de la ciencia ficción en los 80. Pero con el tiempo no ha sido capaz de mantener el nivel. Sólo su ansia de triunfo, de reivindicarse como uno de los grandes, unos presupuestos desmesurados, campañas de marketing perfectamente orquestadas, el recurso a la espectacularidad con proyectos casi megalónamos y a las nuevas tecnologías le ha dotado de un halo de creador que sus obras no merecen.

Temas

Los estrenos más esperados

Sobre el autor

"¿Usted ha visto caminar a Henry Fonda? Pues eso es el cine”. Así definía John Ford el Séptimo Arte y creo que no hay una mejor. El cine es lo que cada uno quiere que sea. Otro maestro, Billy Wilder, afirmó que "Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el cine ha alcanzado su objetivo". No hay más que añadir.

noviembre 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930